Una forma de viajar accesible y confortable

Estas unidades incorporan calefacción central en los coches, que se vuelve casi imprescindible en algunas jornadas del invierno patagónico. Los asientos resultan más confortables, espaciosos y mullidos respecto a la clase Turista.